Lávate las manos correctamente con agua y jabón: ¡Protege tu salud!

¿Por qué es importante lavarse las manos?

Lavarse las manos correctamente es uno de los hábitos más importantes que podemos adoptar para proteger nuestra salud y prevenir la propagación de enfermedades. Aunque pueda parecer algo simple, el lavado de manos efectivo puede marcar la diferencia entre mantenernos sanos o enfermarnos.

¿Cómo lavarse las manos correctamente?

Para lavarnos las manos de manera efectiva, es necesario seguir algunos pasos clave:

Paso 1: Moja tus manos con agua corriente

Comienza abriendo el grifo y mojando tus manos completamente con agua corriente. Asegúrate de que el agua esté a una temperatura confortable.

Paso 2: Aplica jabón suficiente para cubrir toda la superficie de tus manos

Toma suficiente jabón en tus manos y frota las palmas una contra la otra para crear espuma. Asegúrate de cubrir todas las superficies de tus manos, incluyendo los dorsos, los dedos y entre los dedos. No olvides el pulgar y las muñecas.

Paso 3: Frótate las manos durante al menos 20 segundos

El tiempo mínimo recomendado para lavarse las manos de manera efectiva es de 20 segundos. Puedes utilizar este tiempo para inculcar el buen hábito de lavarte las manos a conciencia, frotando todas las áreas de tus manos. Puedes incluso cantar el “Feliz Cumpleaños” dos veces para asegurarte de que estás lavando tus manos el tiempo suficiente.

Paso 4: Enjuaga tus manos con agua corriente

Una vez que hayas frotado tus manos durante el tiempo adecuado, enjuágalas bien con agua corriente para eliminar todo el jabón y la suciedad.

Paso 5: Sécate las manos con una toalla limpia o usa una toalla de papel

Después de enjuagar tus manos, sécalas con una toalla limpia. Si estás en un baño público y no tienes acceso a una toalla, puedes utilizar una toalla de papel desechable. Asegúrate de secar bien tus manos, ya que la humedad puede favorecer la proliferación de bacterias.

¿Cuándo debemos lavarnos las manos?

El lavado de manos no es un hábito que debamos limitar solo a momentos específicos del día. Es importante lavarse las manos en los siguientes momentos clave:

Antes de comer o preparar alimentos

Antes de manipular cualquier tipo de alimento, es fundamental lavarse las manos para evitar la contaminación cruzada. Al hacerlo, nos aseguramos de eliminar cualquier bacteria o virus que puedan estar presentes en nuestras manos y evitar enfermedades alimentarias.

Después de utilizar el baño

El contacto con heces y otros patógenos presentes en el baño puede ser una vía de transmisión de enfermedades. Por lo tanto, lavarse las manos después de utilizar el baño es esencial para prevenir la propagación de bacterias y virus.

Después de toser o estornudar


Las partículas de saliva que expulsamos al toser o estornudar pueden contener gérmenes que pueden transmitir enfermedades. Lavarse las manos después de hacerlo es una forma efectiva de eliminar estos gérmenes y evitar contagios.

Después de entrar en contacto con superficies potencialmente contaminadas

Es importante lavarse las manos después de tocar superficies que pueden estar contaminadas, como picaportes, pasamanos o dinero. Estas superficies pueden albergar una gran cantidad de bacterias y virus, por lo que lavarse las manos es la mejor manera de protegernos.

¿Qué pasa si no nos lavamos las manos correctamente?

No lavarse las manos de manera efectiva puede tener consecuencias negativas para nuestra salud. Cuando no nos lavamos las manos, podemos transferir microorganismos dañinos a nuestras bocas, nariz e incluso a los ojos, lo que aumenta el riesgo de infecciones y enfermedades.

Las enfermedades más comunes asociadas con la falta de higiene de manos son las infecciones respiratorias, como resfriados, gripe y COVID-19, así como enfermedades gastrointestinales, como diarrea y gastroenteritis.

Resfriados y gripe

Los resfriados y la gripe son enfermedades respiratorias altamente contagiosas que se transmiten a través del contacto cercano con personas infectadas o con superficies contaminadas. Al no lavarnos las manos correctamente, podemos transferir los virus que causan estas enfermedades a otras personas o a nosotros mismos al tocarnos los ojos, la nariz o la boca.

COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha hecho que el lavado adecuado de manos sea aún más importante. El virus que causa el COVID-19 se propaga principalmente a través de gotas respiratorias en el aire, pero también puede permanecer en superficies contaminadas. Lavarse las manos correctamente es una de las medidas clave para prevenir la propagación del virus.

Diarrea y gastroenteritis

La falta de higiene de manos adecuada también puede ser la causa de enfermedades gastrointestinales, como la diarrea y la gastroenteritis. Los microorganismos que causan estas enfermedades pueden transmitirse a través de alimentos contaminados, y al no lavarnos las manos, podemos transferirlos a nuestra propia comida o a superficies de cocina, facilitando su propagación.

Preguntas frecuentes sobre el lavado de manos

1. ¿Es mejor utilizar jabón líquido o en barra?

Tanto el jabón líquido como el en barra son igualmente efectivos para lavarse las manos correctamente. Lo más importante es asegurarse de cubrir todas las superficies de las manos y frotar durante el tiempo adecuado.

2. ¿El uso de desinfectante de manos es suficiente?

El desinfectante de manos a base de alcohol es una buena opción cuando no hay acceso a agua y jabón. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el lavado de manos con agua y jabón sigue siendo la opción preferida, ya que es más efectivo para eliminar una amplia gama de microorganismos.

3. ¿Es necesario lavarse las manos cada vez que salgo de casa?

Es recomendable lavarse las manos cada vez que salimos de casa y volvemos. Al hacerlo, eliminamos cualquier germen que pueda haberse acumulado en nuestras manos durante nuestro tiempo fuera de casa y reducimos el riesgo de llevarlo a nuestro hogar.

4. ¿Existe una técnica específica para el lavado de manos de niños?

Para enseñar a los niños a lavarse las manos correctamente, es importante explicarles los pasos uno por uno y guiarlos durante el proceso. También se pueden utilizar canciones o rituales divertidos para hacer del lavado de manos una actividad agradable y mantener su atención durante los 20 segundos recomendados.

Lavarse las manos correctamente es una de las formas más efectivas de proteger nuestra salud y prevenir la propagación de enfermedades. Al adoptar este hábito simple pero poderoso, podemos cuidar de nosotros mismos y de quienes nos rodean. Recuerda, ¡lávate las manos con agua y jabón y mantente saludable!