Volar sobre el agua: captura el fascinante momento de una avispa haciendo equilibrio

¿Has visto alguna vez a una avispa haciendo equilibrio sobre el agua? Este es uno de los momentos más fascinantes que puedes presenciar en la naturaleza. En este artículo, exploraremos cómo estas increíbles criaturas son capaces de volar sobre la superficie del agua y qué hace que sean tan expertas en el equilibrio.

¿Cómo lo hacen?

Las avispas pertenecen al grupo de insectos conocidos como himenópteros, que también incluye a las abejas y las hormigas. Si alguna vez has observado a una avispa volando cerca de un estanque o una piscina, es posible que hayas notado su habilidad para posarse brevemente sobre la superficie del agua antes de continuar su vuelo.

Este comportamiento es posible gracias a una peculiar adaptación que poseen estas avispas: sus patas traseras están cubiertas de una fina capa de pelos densos y repelentes al agua. Estos pelos actúan como pequeñas esponjas que permiten que la avispa flote en la superficie del agua sin mojarse demasiado.

Aunque las avispas no son capaces de caminar o moverse con facilidad sobre el agua, son capaces de mantenerse flotando sin hundirse. Esto les brinda una ventaja tremenda, ya que pueden descansar o buscar comida en lugares donde otros insectos simplemente se hundirían.

La física del equilibrio

El equilibrio es un concepto fundamental en la física, y las avispas parecen tener un dominio excepcional de esta habilidad. Cuando una avispa se posa sobre la superficie del agua, se enfrenta a dos fuerzas opuestas: la fuerza de gravedad, que trata de hundirla, y la fuerza de tensión superficial, que la mantiene a flote.

La tensión superficial del agua es la propiedad que hace que su superficie se comporte como una delgada película elástica. Esta tensión superficial es resultado de las fuerzas de atracción entre las moléculas de agua en la superficie. La avispa se beneficia de esta tensión superficial al distribuir de manera uniforme su peso sobre una pequeña área de la superficie del agua.

Además de la tensión superficial, el cuerpo de la avispa también juega un papel importante en mantener el equilibrio. Las alas y el abdomen de la avispa actúan como contrapesos, ayudando a distribuir el peso y mantener el centro de gravedad sobre la superficie del agua.

La importancia del equilibrio

La habilidad de una avispa para mantener el equilibrio sobre el agua es esencial para su supervivencia y reproducción. Durante el vuelo, las avispas necesitan descansar y recuperar energías, y posarse sobre el agua proporciona una pausa refrescante. Además, las avispas también utilizan esta habilidad para capturar presas y asegurar su alimentación.

Algunas especies de avispas son conocidas por cazar pequeños insectos acuáticos o larvas presentes en el agua. Al poder mantenerse en la superficie del agua, estas avispas pueden acercarse sigilosamente a sus presas sin perturbar demasiado el medio acuático.


En ocasiones, las avispas también utilizan su capacidad para volar sobre el agua como una estrategia defensiva. Cuando se sienten amenazadas, pueden buscar refugio en cuerpos de agua cercanos, donde otros insectos depredadores tienen dificultades para seguirlas.

El arte de capturar el momento

Tener la oportunidad de presenciar a una avispa haciendo equilibrio sobre el agua es un momento verdaderamente fascinante. Capturar este momento en una fotografía o video puede ser un verdadero desafío, ya que requiere paciencia y habilidad para anticipar los movimientos del insecto.

Si te gusta la fotografía de la vida salvaje, te recomendamos que te armes con una cámara de alta velocidad y un buen teleobjetivo. Además, intenta observar a las avispas en lugares donde es más probable que encuentren agua, como estanques, charcas o fuentes de agua en jardines.

Recuerda ser respetuoso con las avispas y su entorno. No las molestes ni las amenaces, ya que son insectos que pueden picar si se sienten amenazados. Siempre mantén una distancia segura y no interfieras con su comportamiento natural.

Preguntas frecuentes

Quizás también te interese:  ¿Qué es la condensación en el ciclo del agua? Una explicación sencilla

¿Todas las avispas pueden volar sobre el agua?

No todas las avispas tienen la capacidad de volar sobre el agua. Esta habilidad está más desarrollada en algunas especies que en otras. Sin embargo, muchas avispas tienen algún grado de capacidad para mantenerse a flote en la superficie del agua.

¿Pueden otras criaturas hacer lo mismo?

Aunque las avispas son conocidas por su habilidad para volar sobre el agua, existen otros insectos y arácnidos que también pueden hacerlo. Algunas especies de libélulas, arañas y chinches acuáticas son capaces de caminar o desplazarse sobre la superficie del agua utilizando una variedad de estrategias y adaptaciones.

Quizás también te interese:  Una guía completa sobre los diferentes tipos de cañerías para conducir el agua

¿Las avispas pueden caminar sobre el agua?

No, las avispas no pueden caminar sobre la superficie del agua como algunas especies de insectos. Su habilidad se limita a mantenerse a flote sin hundirse. Sin embargo, algunas avispas pueden caminar sobre objetos flotantes, como hojas, ramas o restos de plantas que se encuentren en la superficie del agua.